ACNÉ: 4 CONSEJOS PARA COMBATIRLO

-¡Dichoso granito!

Y justo tiene que salirme hoy, que tengo una boda esta semana buffff¡¡¡¡-

¿Os ha pasado alguna vez? A mí sí, desde luego y, como sé que nos fastidia tanto, quiero darte algún consejo para, por lo menos, mantenerlos a raya.

Con tu permiso, me gustaría explicar de una forma sencilla que el acné es una enfermedad de la piel caracterizada por la inflamación de las glándulas sebáceas, especialmente en cara y espalda, y que puede presentarse en diferentes grados, desde el leve o moderado hasta el muy severo, este último es recomendable ser vigilado por un médico.

Es una enfermedad que mayoritariamente la sufre la población más joven (entre los 12 y 24 años) pero a veces también perdura en la edad adulta y parece que la sufren más las mujeres que los hombres.

Los factores que lo provocan o influyen en su aparición son múltiples siendo los principales:

  • El aumento de la producción de grasa
  • La presencia de la bacteria “Propionibacterium acnes” (vaya palabrajo)
  • Descamación anormal de la piel
  • Las hormonas que tanto se revolucionan en pubertad y en las mujeres.
  • El estress…

Hablemos de lo que debemos hacer para eliminarlo o, por lo menos, tenerlo controlado el mayor tiempo posible.

Has de saber que el granito no aparece de la noche a la mañana sino que los poros se obstruyen semanas antes de dar lugar a esas protuberancias tan odiosas.

CONSEJOS PAR COMBATIRLO

pellizcar granos

1# ¡NO TOQUES LOS GRANITOS!

Ante todo, si aparece el granito no lo toques. Para mí es casi el más importante de los consejos. Si lo haces puedes infectar la zona, agravando el problema y pudiendo dejar cicatrices en la piel difíciles de solucionar que incluso pueden dejar manchas.

 

limpìar

2# LIMPIEZA, LIMPIEZA Y LIMPIEZA.

La limpieza es una de las claves y para mí es tan importante que lo digo 3 veces porque:

  1. Debes limpiar tu rostro llevando  una buena rutina de cuidado de la piel, sin saltarte ningún paso, y haciéndolo por las mañanas y por las noches (sobre todo por las noches).
  2. Limpia también tus manos cada vez que vayas a aplicarte productos en tu rostro, ya sea para el cuidado de la piel como para proceder a maquillarte.
  3. Si te maquillas, debes limpiar regularmente las brochas o los utensilios que utilices para hacerlo.

 

3# NO TE TOQUES EL ROSTRO

Procura no tocarte el rostro durante el día. Sé que es difícil pero el contacto de nuestras manos con gérmenes, suciedad… hace que traspasemos las impurezas a nuestra piel.

Te aconsejo que te maquilles, aunque sea levemente, pues al estar maquillada te tocarás menos el rostro.

 

Protegerse-contra-el-Sol

4# PROTÉGETE DEL SOL

Además de por las razones obvias, debes proteger tu piel del sol si tienes alguna marquita por haber “hurgado” donde no debes, ya que D. Lorenzo hará que se convierta en mancha, y casi será peor el remedio que la enfermedad, ¿no crees?.

Busca productos libres de aceites que en el mercado existen muchos y que sean de buena calidad, por supuesto.

Si eres constante en la rutina del cuidado de la piel y practicas estos consejos, conseguirás tener el acné a raya, pero es que, además, tu piel te lo agradecerá y verás cómo cambia para mejor.

Te sorprenderá saber que si quieres asesoramiento sobre el ritual que mejor se adapte a tu piel, soy TU BEAUTY COACH AL RESCATE. Puedes concertar una sesión de belleza GRATIS conmigo y te enseñaré cómo hacerlo para que consigas tu mejor solución.

¡Te espero! Te alegrará haber dado este paso.

 

VITAMINA C

Voy a abrir una serie de post dedicados a los complementos para la piel y el por qué de su utilización.

Básicamente existen tres elementos importantes para la piel:

  • El COLÁGENO, que es la que aporta firmeza a la piel
  • La ELASTINA, que es la responsable de la elasticidad
  • Y los GLICOSOAMINOGLICANOS (vaya palabro) que son los encargados de retener la humedad

A medida que va pasando el tiempo (y según nuestros hábitos alimenticios, si fumamos, la contaminación…), estos elementos se van perdiendo y rompiendo provocando que la piel se vuelva más delgada, debíl y con arrugas. Además el cuerpo por sí mismo no los vuelve a generar, por eso hay que proporcionárselos a través de la alimentación y de productos cosméticos que los contengan y nos los aporten.

Uno de estos complementos que podemos aportar es

LA VITAMINA C

vitamina-c-cosmetica

Sobra decir la importancia que tienen las vitaminas para el organismo. En concreto la Vitamina C, es un nutriente esencial, sobre todo en los mamíferos y es necesaria para muchas reacciones metabólicas. La mayoría de animales y plantas son capaces de sintetizar esta vitamina pero los humanos no poseemos esta capacidad de producir Vitamina C, ni de almacenarla. Por esta razón debemos obtenerla a través de la ingesta de alimentos o aplicándola por vía tópica, es decir, directamente sobre la piel.

La vitamina C sirve para:

  • Evitar el envejecimiento prematuro protegiendo la “piel” de los vasos sanguíneos (ideal para las personas con rojeces) aclarando la piel. Por eso es ideal en los tratamientos contra las manchas
  • Facilitar la absorción de otras vitaminas y minerales favoreciendo al sistema inmunológico.
  • Como antioxidante, protegiendo a la piel de los radicales libres.
  • Evitar las enfermedades degenerativas tales como arteriosclerosis, cáncer, enfermedad de Alzheimer.
  • Evitar las enfermedades cardíacas…

La vitamina C ayuda también, entre otras cosas:

• al desarrollo de dientes y encías, huesos, cartílagos,
• a la absorción del hierro,
• al crecimiento y reparación de la piel, cicatrización de heridas
• a la producción de colágeno,

Todas las frutas y verduras contienen alguna cantidad de vitamina C pero, sólo por curiosidad os pongo un listado con aquellos productos con mayor concentración de vitamina C del mundo, medida en mg por cada 100 gramos. Teniendo en cuenta que no deberíamos sobrepasar los 2000 mg diarios de esta vitamina, podéis haceos una idea:

• Ciruela kakadú 3100mg
• Camu camu 2800mg
• Escaramujo: 2000mg
• Acerola: 1600mg
• Guayaba: 300mg
• Grosella negra o zarzaparrilla negra 200mg
• Pimiento rojo (ají o chile): 190mg
• Perejil: 130mg
• Kiwi: 90mg
(…)
• Naranja: 50mg
• Limón: 40mg…..

Como veis la naranja no es de los alimentos que más tenga, lo que pasa que es la que más a mano tenemos, por lo menos por nuestro país.

Mary Kay tiene un producto estrella en este sentido y que a mí me apasiona y por eso me atrevo a recomendarlo encarecidamente.

Sérum Regenerador +C TimeWise®

Vitamina C para tu piel

Vitamina C para tu piel

Es de esos productos que desde la primera aplicación notas los efectos, es un verdadero CHUTE DE VITAMINA C para la piel pues sus ingredientes clave son: extracto de ciruela de Kakadu, extracto de Camu Camu, extracto de acerola, extracto de grosella, extracto de granada, extracto de semilla de argán.
Si comprobáis el listado anterior, son los primeros de la lista ¿verdad?

Presentado en unos dispensadores o viales estudiados para que no se pierda ninguna de sus propiedades y sellados herméticamente para que la luz no dañe sus propiedades (¿os acordáis de lo que os decía vuestra mamá que os tomaráis el zumo rápido pues se le iban las vitaminas?)

Los cambios de estación son las épocas del año en las que se recomienda la aplicación de este tratamiento (con una duración estimada de mes y medio) y ahora, después del verano, el que más y el que menos, alguna manchita nos ha aparecido en nuestra piel después de pasar días al sol, por eso es ideal utilizarlo.

Como para mí es uno de mis productos favoritos, y quiero que también sea uno de los tuyos, quiero hacer estos regalos a las que contactéis conmigo a través de este blog

  • un descuento del 15% a todas aquellas que queráis adquirirlo
  • y además una clase del cuidado de la piel y automaquillaje totalmente gratuitas

Os garantizo unos resultados espectaculares.

¿Os animáis?

¿POR QUÉ DEBES USAR PROTECCIÓN SOLAR?

Sombrilla blanca

Hace unos días dediqué un post en el Blog Música de Boda a la protección solar y, evidentemente tenía que hablar de ello en mi propio blog, pero en esta ocasión, he encontrado un video por la red que cuando mi dueña lo vio, se quedó muda cual Belinda. Os preguntaréis por qué. Pues por que ha sido la primera vez en la que ha sido consciente del daño que he sufrido durante el tiempo en el que no me protegía debidamente. Así que lo que voy a hacer en esta ocasión es poner en primer lugar el enlace para que antes de que leáis lo que os tengo que contar, lo veáis con vuestros propios ojos.

Pinchad aquí y observar

¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?. Mi dueña se quedó alucinada, flipada, impactada….. y todos los “ada” que signifiquen asombro.

Si lo habéis mirado bien, cuando se me observa con una cámara ultravioleta, el aspecto que tengo en los niños, es el de una piel que todavía no ha sufrido tanta agresión y donde las manchas, pecas, lo melanocitos… no se aprecian como en la de los adultos, que aunque a simple vista no se vean, cuando se les hace esa “radiografía” se ve que están ahí.

Aunque es verdad que hoy en día ya os estáis concienciando más del daño que hace el exponerme al sol sin ningún tipo de protección, todavía me encuentro con personas que no se lo toman muy en serio. Espero que después de haber visualizado este video se lo empiecen a plantear y me protejan a diario, porque en nuestro estupendo país, el Sol sale todos los días, por lo que “lo tomo” aunque no seáis conscientes de ello: cuando paseáis, vais a comprar, al médico, al trabajo, conduciendo, al colegio con los niños…, el astro rey me baña con sus rayos incluso cuando el día está nublado. Así que lo bueno y lo malo que el sol ofrece, diariamente yo, lo absorbo.

Más del 90% de las quemaduras provocadas por el sol se producen en los primeros 20 años de vida, y, según investigaciones realizadas en EEUU, se llegó a la conclusión de que con cinco o más quemaduras solares severas entre los 15 y 20 primeros años de edad, era suficiente para aumentar el riesgo de melanoma en un 80% y en un 68% para el carcinoma en los años posteriores y, por ello,  se tendrá un mayor riesgo de sufrir cualquier tipo de cáncer de piel.  ¡¡Atención!! El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común, pero afortunadamente, también se puede prevenir fácilmente usando diariamente filtros solares.

La luz del sol contiene rayos ultravioletas A y B que son dañinos:

  • Los rayos ultravioletas B están normalmente relacionados con las quemaduras solares
  • Los rayos ultravioletas A son menos intensos pero penetran más en la piel y pueden causar arrugas, manchas y envejecimiento prematuro (lo que se veía en el vídeo).

daño en piel

Los FILTROS SOLARES absorben, reflejan o dispersan la luz de estos rayos ultravioletas formando una “pantalla” antes de que me penetren (recordad el video). No todos los protectores solares son iguales. Un buen filtro solar debe ser de “amplio espectro”, es decir, debe contener ingredientes que me protejan contra ambos rayos ultravioletas, los A y los B.

Teniendo todo esto en cuenta os daré una serie de RECOMENDACIONES y de SUGERENCIAS para que este verano (y durante todo el año) me protejáis debidamente:

• El ÍNDICE DEL FOTOPROTECTOR. Debe aparece con las siglas FPS (Factor de Protección Solar) o SPF (Sun Protecting Factor)  más el índice correspondiente. Este número a lo que se refiere es la cantidad de tiempo en la que puedes estar expuesto al sol sin tener que volver a embadurnarme con la crema solar. Existe una directiva europea que dice que los fotoprotectores con un índice mayor de 50 no se deben promocionar. Deben poner 50+ y es porque la diferencia entre un 70 y un 100 es mínima. Es más publicidad que protección. Os dejo este gráfico para que lo comprobéis.

Curva-Fotoprotectores

PANTALLA TOTAL. La obtendrás siempre que te resguardes bajo un techo o detrás de una pared. ¡Es mentira! y no se debe utilizar esa frase por resultar engañosa. Si quieres proteger una cicatriz para que no te quede marca, por ejemplo, ¡¡tápatela!!, esa será la mejor pantalla total. Está prohibido poner este tipo de mensaje en los envases así que ¡¡¡cuidadito!!!

CADUCIDAD. Sí, los cosméticos (y los solares lo son) también caducan y tenéis que fijaos para saber la duración que tienen una vez abiertos (suelen ser 12 meses). Por eso hay que tener cuidado con utilizar los que os sobraron del año anterior porque la protección quizás no esté garantizada. Una buena idea sería apuntar en el propio envase la fecha de apertura para calcular el tiempo que lleva abierto el que tenéis guardado en casa ¡¡¡para esto también sirven las matemáticas!!!.

¡Ah! y cada vez que utilicéis el protector, a la bolsa y bajo la sombrilla, detrás de una silla, es decir, procurad mantenerlo lejos del Sol, pues el factor se puede estropear y no servirá de nada. El envase siempre a la sombra.

CUÁNDO PONERSE EL PROTECTOR. Entre 20 y 30 minutos antes de exponerme al sol y renovarla nada más llegar a la playa o piscina para garantizar que obtenéis una mezcla uniforme en toda mi superficie. Por cierto, no olvidéis zonas como las orejas, los empeines, la parte de atrás de las rodillas, las manos y hasta el cuero cabelludo….(¡¡no os podéis hacer una idea de lo que pica la cabeza cuando me quemo!! Le pasó a mi dueña en su luna de miel, ay, ay, ay)… Y sed generosos, no seáis tacaños.

Por supuesto, aunque me la eches antes de ir a tomar el sol y no hayas sido roñoso, hay que renovarla mínimo, mínimo cada dos horas. Eso siempre que estés tomando el sol de pie, sin mojarte, sin sudar… algo que me parece prácticamente imposible (aunque quizás Julio Iglesias pueda hacernos una demostración). Quiero decir, que si te bañas, te tumbas en una toalla, te secas con ella, sudas… esas dos horas me parecen escasas y si además la textura de tu crema es más ligera deberías hacerlo todavía con más frecuencia (son más resistentes las que tienen textura más espesa y que cuesta un poco más extender, las que cuando sales del agua reaparece en forma de manchones blancos). Aunque lo de resistentes al agua es verdad, es recomendable que después de bañarse y secarse se vuelva a renovar.

LA HORA DE EXPOSICIÓN es importante pues no es lo mismo el sol de 12 a 17 horas que el sol de primera hora de la mañana o el de última de hora de la tarde. Se debería evitar esa franja horaria y si no se puede, tomar muchas más precauciones, renovando más a menudo la crema, usando sombreros, sombrillas…..

NUNCA EXPONER A BEBÉS MENORES DE 6 MESES porque a esa edad soy todavía inmadura y las cremas no son adecuadas para ellos. Eso sí, a partir de esa edad, protección a más no poder. Os recuerdo que las quemaduras en los primeros 20 años de vida, tienen mayor probabilidad de desarrollar melanoma.

Resumiendo, y para que cuando compréis vuestro protector en una farmacia, supermercado, parafarmacia, droguería o a una consultora de belleza como yo, lo que tenéis que tener en cuenta es que en el envase aparezca lo siguiente:

– «Amplio Espectro» y «SPF 15» (o mayor, hasta 50+). Sería recomendable que estas cifras fueran acompañadas de unas descripciones similares a “protección baja/media/alta/muy alta” según correspondiera a la intensidad de la protección.

– Que aparezcan las letras CE, que significa que el protector ha pasado los controles de la Unión Europea. “Si el producto no tiene esa marca, no es seguro que esté hecho en una fábrica que cumpla las expectativas mínimas exigidas” (según la Academia Española de Dermatología)

– El símbolo de la cajita abierta con un número dentro que corresponde a los meses de duración (en meses) del producto una vez abierto

– El símbolo de protección contra los rayos UVA

caducidad

SigleUVA

Además la Unión Europea establece que es conveniente que en los envases aparezcan los siguientes mensajes y consejos:

• La exposición excesiva al sol es un peligro importante para la salud.
• No permanezca mucho rato al sol, aunque emplee un producto de protección solar.
• Mantenga a los bebés y niños pequeños fuera de la luz solar directa.
• Aplíquese la crema antes de la exposición al sol.
• Para mantener la protección, repita con frecuencia la aplicación del producto, especialmente tras transpirar, bañarse o secarse.

Y si, además de todo esto, el protector solar que uséis es hipoalergénico, no comedogénico (que no tape los poros), antienvejecimiento… estariáis usando un producto de alta cosmética que os ofrecería más beneficios y no solamente la protección.   Y tú qué prefieres para tu piel, ¿protección? o ¿protección y cuidado?