ACNÉ: 4 CONSEJOS PARA COMBATIRLO

-¡Dichoso granito!

Y justo tiene que salirme hoy, que tengo una boda esta semana buffff¡¡¡¡-

¿Os ha pasado alguna vez? A mí sí, desde luego y, como sé que nos fastidia tanto, quiero darte algún consejo para, por lo menos, mantenerlos a raya.

Con tu permiso, me gustaría explicar de una forma sencilla que el acné es una enfermedad de la piel caracterizada por la inflamación de las glándulas sebáceas, especialmente en cara y espalda, y que puede presentarse en diferentes grados, desde el leve o moderado hasta el muy severo, este último es recomendable ser vigilado por un médico.

Es una enfermedad que mayoritariamente la sufre la población más joven (entre los 12 y 24 años) pero a veces también perdura en la edad adulta y parece que la sufren más las mujeres que los hombres.

Los factores que lo provocan o influyen en su aparición son múltiples siendo los principales:

  • El aumento de la producción de grasa
  • La presencia de la bacteria “Propionibacterium acnes” (vaya palabrajo)
  • Descamación anormal de la piel
  • Las hormonas que tanto se revolucionan en pubertad y en las mujeres.
  • El estress…

Hablemos de lo que debemos hacer para eliminarlo o, por lo menos, tenerlo controlado el mayor tiempo posible.

Has de saber que el granito no aparece de la noche a la mañana sino que los poros se obstruyen semanas antes de dar lugar a esas protuberancias tan odiosas.

CONSEJOS PAR COMBATIRLO

pellizcar granos

1# ¡NO TOQUES LOS GRANITOS!

Ante todo, si aparece el granito no lo toques. Para mí es casi el más importante de los consejos. Si lo haces puedes infectar la zona, agravando el problema y pudiendo dejar cicatrices en la piel difíciles de solucionar que incluso pueden dejar manchas.

 

limpìar

2# LIMPIEZA, LIMPIEZA Y LIMPIEZA.

La limpieza es una de las claves y para mí es tan importante que lo digo 3 veces porque:

  1. Debes limpiar tu rostro llevando  una buena rutina de cuidado de la piel, sin saltarte ningún paso, y haciéndolo por las mañanas y por las noches (sobre todo por las noches).
  2. Limpia también tus manos cada vez que vayas a aplicarte productos en tu rostro, ya sea para el cuidado de la piel como para proceder a maquillarte.
  3. Si te maquillas, debes limpiar regularmente las brochas o los utensilios que utilices para hacerlo.

 

3# NO TE TOQUES EL ROSTRO

Procura no tocarte el rostro durante el día. Sé que es difícil pero el contacto de nuestras manos con gérmenes, suciedad… hace que traspasemos las impurezas a nuestra piel.

Te aconsejo que te maquilles, aunque sea levemente, pues al estar maquillada te tocarás menos el rostro.

 

Protegerse-contra-el-Sol

4# PROTÉGETE DEL SOL

Además de por las razones obvias, debes proteger tu piel del sol si tienes alguna marquita por haber “hurgado” donde no debes, ya que D. Lorenzo hará que se convierta en mancha, y casi será peor el remedio que la enfermedad, ¿no crees?.

Busca productos libres de aceites que en el mercado existen muchos y que sean de buena calidad, por supuesto.

Si eres constante en la rutina del cuidado de la piel y practicas estos consejos, conseguirás tener el acné a raya, pero es que, además, tu piel te lo agradecerá y verás cómo cambia para mejor.

Te sorprenderá saber que si quieres asesoramiento sobre el ritual que mejor se adapte a tu piel, soy TU BEAUTY COACH AL RESCATE. Puedes concertar una sesión de belleza GRATIS conmigo y te enseñaré cómo hacerlo para que consigas tu mejor solución.

¡Te espero! Te alegrará haber dado este paso.

 

Anuncios

BEAUTY COACH, un lujo de millonarias y famosas, a tu alcance

Disponer de una Beauty Coach es uno de los lujos del que disponen millonarios y famosos y, que yo, te lo pongo a tu alcance. Pero… empecemos por el principio.

¿Has gastado cantidades inconfesables de dinero en cosméticos para tu rostro que has terminado usándolos para hidratar tus piernas por no tirarlos? ¿Cuántas veces has cambiado de marcas sin obtener resultados? ¿Todavía te prueban las bases de maquillaje en la mano?…

Y si no me equivoco, eres coqueta y te preocupan esas arruguitas que se empiezan a notar, esas manchas que son difíciles de disimular, la falta de luminosidad y firmeza, el exceso de grasa, la flacidez, el acné, las bolsas en los ojos…, es definitiva, la SALUD Y ASPECTO DE TU PIEL.

Eso te hace sentir a disgusto con tu aspecto y, por lo tanto, triste, insegura y desconfiada.

Seamos sinceros, a mí me pasó lo mismo y, por eso, te entiendo perfectamente, hasta el día en que una Beauty Coach se puso en mi camino. Tanto me cambió la piel que decidí cambiar también mi vida y ahora hago lo mismo, y soluciono problemas como los tuyos.

Ahora imagínate que TÚ, dispones del servicio exclusivo de una Beauty Coach, de una entrenadora de belleza, de una asesora personal, una Consultora de Belleza Profesional. Lo que viene siendo un Personal Trainer, pero, para el cuidado de tu piel.

Pero aún hay más. Imagina que ese servicio te lo ofrezco GRATUITAMENTE. ¿Qué te parece? Aunque peque de poco modesta, yo creo que es ¡la pera limonera!.

Te voy a enseñar belleza, voy a asesorarte sobre el correcto cuidado de tu piel, a darte soluciones personalizadas, educarte para tener una buena rutina diaria y conseguir que te enamores de tu piel y que esté saludable siempre.

Además, te vas a sorprender de la forma tan FÁCIL, DIVERTIDA y PROFESIONAL de enseñártelo. A través de 2 Sesiones de Belleza gratuitas, una de Cuidado de la Piel y otra de Automaquillaje.

En estas Sesiones probarás productos de alta cosmética con más de 50 años en el mercado y entre las 5 primeras marcas mundiales, y lo que aprendas lo podrás poner en práctica tú misma, todos los días en tu propia casa, por siempre jamás y gratis.

Y todo ello lo realizo basándome en una Regla de Oro: tratarte como me gustaría ser tratada.

10171740_10203013963846257_7837442447162709893_n

Ahora, piensa unos segundos en todos los productos que tengas en casa (que está claro que serán un montón si eres tan coqueta como yo) y respóndeme:

  • ¿tienes la seguridad de que son los más adecuados para tu tipo de piel?
  • ¿sabes qué cantidad de cada producto debes aplicarte?
  • ¿puedes devolver algún producto si no estás satisfecha con él?
  • ¿comprueba alguien que esos productos te están yendo bien?

Si has contestado “no” a alguna de estas preguntas, ya tienes, al menos, una razón para recibir una de mis clases. Lo único que te pido es que lo pruebes. No tienes nada que perder, pero sí mucho que ganar, te lo aseguro.

Lograrás volver a querer a tu piel de por vida y vas a conseguir de nuevo esa confianza, esa seguridad en ti misma y el volver a sentirte guapa. ¡Te llenarán de halagos!, y a nadie le amarga un dulce, ¿no crees? Serás de las que tenga el “guapo” subido todos los días.

Acabarás recomendándome a tus amistades como otros clientes hacen con sus testimonios. Vamos a cambiar tu piel y mejoraremos, entre las dos, tu vida como hicieron conmigo.

Estoy tan segura de que te va a encantar, que te invito a que reserves tu Sesión de Belleza ahora mismo. Regístrate en mi web, rellena el cuestionario con tus preocupaciones, preferencias y gustos. Así me ayudarás a conocerte mejor.

PERSONALMENTE contactaré contigo para concertar la cita.

REGISTRATE AQUÍ

Recuerda todo lo que recibirás:

  • 2 clases gratuitas, de cuidado de la piel y automaquillaje.
  • Servicio de asesoramiento y seguimiento gratuitos.
  • Alta calidad del producto.
  • Probarás el producto. No tienes ninguna obligación de compra; simplemente prueba, disfruta, compara y si encuentras algo mejor, vete a por ello,
  • Todo con GARANTÍA 100% DE SATISFACCIÓN. Yo no estaré satisfecha hasta que tú no lo estés.

¿Es un lujo a tu alcance o no?

¿Todavía sigues pensando si esto es para ti?

P.D.: ¡ESTO NO ES TODO!  Sería una pena que dejaras pasar esta oportunidad por lo que te ofrezco un aliciente más. Regístrate y pronto sabrás en qué consiste mi sorpresa

Desde ahora, seré tu Consultora de Belleza personal. ¡Estás invitada a disfrutar de este lujo!

Sólo porque tú te lo mereces. Y tú…

¿Preparada para tener una Clase del Cuidado de la Piel?   CLARO QUE SÍ

 

 

LOS LABIOS

Beso

Besos, besos, besos y más besos para todosssssss.

Con el tema de hoy, no podía saludar de otra manera ¿verdad?.

Pues eso, que hay que besarse, y ahora que prontito se celebra San Valentín, no os digo nada de la importancia que tiene el beso en esta celebración tan romántica.

Así que manos a la obra y vamos a tratarnos los labios. Y digo tratarnos porque son unos de los grandes olvidados, tanto en los hombres como en las mujeres…. ¿Os habéis fijado alguna vez en la cantidad de gente que tiene los labios resecos, llenos de pielecitas, agrietados, con un color blanquecino y apagado?….y es que no les hacéis caso y vuestros labios son una parte muy importante de la cara y con la que os comunicáis (aunque no habléis), pues a los bebés les permite amamantarse, os permiten sonreír, besar y hacer “morritos” para que en los selfies quedéis de lo más moderno jejejejeje. Además os permiten cerrar la boca mientras coméis (os imagináis qué escenita si no los tuvierais….¡¡¡Puajjj!!!!). Hasta 8 músculos son los que se ponen en funcionamiento para que tus labios puedan moverse.

Al igual que la zona del contorno de los ojos, la piel (es decir, yo) que recubre tus labios no tiene glándulas sudoríparas, por lo que su hidratación es más difícil y tiendo a resecarme más. También soy más fina en esta parte de vuestro cuerpo por lo que los vasos sanguíneos son más perceptibles y es lo que produce que el color sea más intenso que en el resto del cuerpo. Y además, el paso del tiempo también me afecta haciendo que pierda colágeno y según envejecéis este volumen se pierde y por eso los labios “adelgazan” con los años.

¿Cómo cuidarnos los labios?
Si recordáis cuando os hablé en el post del Cuidado de la piel, la exfoliación era uno de los pasos esenciales. Pues en los labios, también, así que os los deberíais exfoliar de una a dos veces por semana. Si lo hacéis eliminaréis las células muertas que se acumulan y estimularéis el riego sanguíneo con lo que evitareis que luzcan ese aspecto blanquecino y sin vida. Además haciendo esto os saldrá vuestro tono natural de labios, a unos les saldrá más rojo, a otros más moradito, a otros más rosita…

Y tras una exfoliación, una buena hidratación; mejor con un bálsamo que me hidrate y nutra y que consiga mantener una barrera protectora durante algunas horas para que la hidratación se mantenga. Os recomiendo para este proceso Satin Lips de Mary Kay.

Este cuidado básico lo podéis hacer tanto los chicos como las chicas pero es verdad, que las mujeres les prestáis algo más de atención porque los maquilláis. Pues bien, ahora hablaremos de cómo maquillarlos correctamente.

Maquillar los labios
Después de realizar el tratamiento básico que os he comentado, para poder conseguir un maquillaje perfecto tendréis que:

1. Acondicionarlos. Con algún producto que os ayude a prolongar el color y que evite que se cuartee. Si además os puede tratar para que mejoren las líneas de expresión, mejor que mejor.

2. Delinearlos. Porque con ello podrás hacer que parezcan más gruesos o más finos. Por favor, usad un tono lo más parecido al vuestro natural, ahora que os los vais a exfoliar, no os tiene que costar saber cuál es. No quiero ver esos labios perfilados con un tono oscuro y nada que ver con el labial que hace unos años se llevaba… ¡¡¡horror!!! ¡por Dios! ¿quién los pondría de moda?.

  • Si quieres que parezcan más gruesos, trazar una línea ligeramente por fuera de la vuestra natural, tanto en el labio superior como en el inferior
  • Si lo que queréis es que se vean más finos, dibuja la línea ligeramente por dentro de vuestra línea natural
  • Si consideráis que los vuestros son unos labios “normales” perfilar justo por la línea natural de los mismos

 

Empezad a hacerlo en la zona del corazón trazando una especie de “X”, y seguidamente en la parte de abajo. Después dibujáis las comisuras y por último unís las líneas. De esta forma os aseguréis que os queden simétricos.

labios perfilados final

Si además aplicáis después el delineador por el interior del labio, haréis una base para que el color que apliquéis después dure más.

3. Aplicar el color. El color muchas veces depende de la moda y de lo que se lleve en ese momento, y, por supuesto, con vuestro estado de ánimo…. No todos los días te apetece verte con unos labios rojo pasión ¿verdad?…, pero a veces te los pintas de “colorao” y, chicas, parece magia y el mundo cambia…. Jejejejeje, por lo menos el de mi dueña.
Para las que no tengáis estos arrebatos, siempre hay unas pautas para saber cuál te puede quedar mejor en función de mi tono.

  • Si mi tono es claro: los rojos cereza y rojos anaranjados te sentarán bien.
  • Si es medio u oliva: los rojos sangre, rojos con base en azul y rojos puros.
  • Y si lo tengo oscuro: rojos baya y rojos oscuros e intensos

También tenéis que recordar que si dais protagonismo al maquillaje de vuestros ojos, el de los labios debe ser más sutil o menos recargado, y viceversa.

Una forma de aplicar el color para que os dure, es:

1º. Dar una capa con la base de vuestro maquillaje, a la vez que os maquilláis el rostro, pasad por los labios con vuestra brocha o esponja

2º. Delinear vuestro labio según la opción que deseéis y aplicarlo también por dentro.

3º. Aplicad el color con una brochita o pincel para labios, empezando desde el medio y extendiendo hacia los lados, de esta manera seréis más precisos. Después de aplicar una primera capa, pasad un pañuelo de papel para eliminar el exceso, aplicad polvos traslúcidos y repetid con otra capa de color.

4º. Podéis aplicar un poquito de brillo en el centro de los labios para que parezcan más jugosos

Después de todos estos consejos, espero que os toméis en serio el cuidado de vuestros labios y si queréis jugar un poquito os dejo un enlace con mi página web en la que podréis realizar un test sobre vuestros labios y averiguaréis qué personalidad tenéis… ¿Queréis jugar?…. ¡Ah! y ¡¡¡FELIZ SAN VALENTÍN!!!

http://www.marykay.es/mercedescalvillo/es-ES/tipsandtrends/gamesandquizzes/Paginas/read-my-lips-quiz.aspx

¿POR QUÉ DEBES USAR PROTECCIÓN SOLAR?

Sombrilla blanca

Hace unos días dediqué un post en el Blog Música de Boda a la protección solar y, evidentemente tenía que hablar de ello en mi propio blog, pero en esta ocasión, he encontrado un video por la red que cuando mi dueña lo vio, se quedó muda cual Belinda. Os preguntaréis por qué. Pues por que ha sido la primera vez en la que ha sido consciente del daño que he sufrido durante el tiempo en el que no me protegía debidamente. Así que lo que voy a hacer en esta ocasión es poner en primer lugar el enlace para que antes de que leáis lo que os tengo que contar, lo veáis con vuestros propios ojos.

Pinchad aquí y observar

¿Cómo se os ha quedado el cuerpo?. Mi dueña se quedó alucinada, flipada, impactada….. y todos los “ada” que signifiquen asombro.

Si lo habéis mirado bien, cuando se me observa con una cámara ultravioleta, el aspecto que tengo en los niños, es el de una piel que todavía no ha sufrido tanta agresión y donde las manchas, pecas, lo melanocitos… no se aprecian como en la de los adultos, que aunque a simple vista no se vean, cuando se les hace esa “radiografía” se ve que están ahí.

Aunque es verdad que hoy en día ya os estáis concienciando más del daño que hace el exponerme al sol sin ningún tipo de protección, todavía me encuentro con personas que no se lo toman muy en serio. Espero que después de haber visualizado este video se lo empiecen a plantear y me protejan a diario, porque en nuestro estupendo país, el Sol sale todos los días, por lo que “lo tomo” aunque no seáis conscientes de ello: cuando paseáis, vais a comprar, al médico, al trabajo, conduciendo, al colegio con los niños…, el astro rey me baña con sus rayos incluso cuando el día está nublado. Así que lo bueno y lo malo que el sol ofrece, diariamente yo, lo absorbo.

Más del 90% de las quemaduras provocadas por el sol se producen en los primeros 20 años de vida, y, según investigaciones realizadas en EEUU, se llegó a la conclusión de que con cinco o más quemaduras solares severas entre los 15 y 20 primeros años de edad, era suficiente para aumentar el riesgo de melanoma en un 80% y en un 68% para el carcinoma en los años posteriores y, por ello,  se tendrá un mayor riesgo de sufrir cualquier tipo de cáncer de piel.  ¡¡Atención!! El cáncer de piel es el tipo de cáncer más común, pero afortunadamente, también se puede prevenir fácilmente usando diariamente filtros solares.

La luz del sol contiene rayos ultravioletas A y B que son dañinos:

  • Los rayos ultravioletas B están normalmente relacionados con las quemaduras solares
  • Los rayos ultravioletas A son menos intensos pero penetran más en la piel y pueden causar arrugas, manchas y envejecimiento prematuro (lo que se veía en el vídeo).

daño en piel

Los FILTROS SOLARES absorben, reflejan o dispersan la luz de estos rayos ultravioletas formando una “pantalla” antes de que me penetren (recordad el video). No todos los protectores solares son iguales. Un buen filtro solar debe ser de “amplio espectro”, es decir, debe contener ingredientes que me protejan contra ambos rayos ultravioletas, los A y los B.

Teniendo todo esto en cuenta os daré una serie de RECOMENDACIONES y de SUGERENCIAS para que este verano (y durante todo el año) me protejáis debidamente:

• El ÍNDICE DEL FOTOPROTECTOR. Debe aparece con las siglas FPS (Factor de Protección Solar) o SPF (Sun Protecting Factor)  más el índice correspondiente. Este número a lo que se refiere es la cantidad de tiempo en la que puedes estar expuesto al sol sin tener que volver a embadurnarme con la crema solar. Existe una directiva europea que dice que los fotoprotectores con un índice mayor de 50 no se deben promocionar. Deben poner 50+ y es porque la diferencia entre un 70 y un 100 es mínima. Es más publicidad que protección. Os dejo este gráfico para que lo comprobéis.

Curva-Fotoprotectores

PANTALLA TOTAL. La obtendrás siempre que te resguardes bajo un techo o detrás de una pared. ¡Es mentira! y no se debe utilizar esa frase por resultar engañosa. Si quieres proteger una cicatriz para que no te quede marca, por ejemplo, ¡¡tápatela!!, esa será la mejor pantalla total. Está prohibido poner este tipo de mensaje en los envases así que ¡¡¡cuidadito!!!

CADUCIDAD. Sí, los cosméticos (y los solares lo son) también caducan y tenéis que fijaos para saber la duración que tienen una vez abiertos (suelen ser 12 meses). Por eso hay que tener cuidado con utilizar los que os sobraron del año anterior porque la protección quizás no esté garantizada. Una buena idea sería apuntar en el propio envase la fecha de apertura para calcular el tiempo que lleva abierto el que tenéis guardado en casa ¡¡¡para esto también sirven las matemáticas!!!.

¡Ah! y cada vez que utilicéis el protector, a la bolsa y bajo la sombrilla, detrás de una silla, es decir, procurad mantenerlo lejos del Sol, pues el factor se puede estropear y no servirá de nada. El envase siempre a la sombra.

CUÁNDO PONERSE EL PROTECTOR. Entre 20 y 30 minutos antes de exponerme al sol y renovarla nada más llegar a la playa o piscina para garantizar que obtenéis una mezcla uniforme en toda mi superficie. Por cierto, no olvidéis zonas como las orejas, los empeines, la parte de atrás de las rodillas, las manos y hasta el cuero cabelludo….(¡¡no os podéis hacer una idea de lo que pica la cabeza cuando me quemo!! Le pasó a mi dueña en su luna de miel, ay, ay, ay)… Y sed generosos, no seáis tacaños.

Por supuesto, aunque me la eches antes de ir a tomar el sol y no hayas sido roñoso, hay que renovarla mínimo, mínimo cada dos horas. Eso siempre que estés tomando el sol de pie, sin mojarte, sin sudar… algo que me parece prácticamente imposible (aunque quizás Julio Iglesias pueda hacernos una demostración). Quiero decir, que si te bañas, te tumbas en una toalla, te secas con ella, sudas… esas dos horas me parecen escasas y si además la textura de tu crema es más ligera deberías hacerlo todavía con más frecuencia (son más resistentes las que tienen textura más espesa y que cuesta un poco más extender, las que cuando sales del agua reaparece en forma de manchones blancos). Aunque lo de resistentes al agua es verdad, es recomendable que después de bañarse y secarse se vuelva a renovar.

LA HORA DE EXPOSICIÓN es importante pues no es lo mismo el sol de 12 a 17 horas que el sol de primera hora de la mañana o el de última de hora de la tarde. Se debería evitar esa franja horaria y si no se puede, tomar muchas más precauciones, renovando más a menudo la crema, usando sombreros, sombrillas…..

NUNCA EXPONER A BEBÉS MENORES DE 6 MESES porque a esa edad soy todavía inmadura y las cremas no son adecuadas para ellos. Eso sí, a partir de esa edad, protección a más no poder. Os recuerdo que las quemaduras en los primeros 20 años de vida, tienen mayor probabilidad de desarrollar melanoma.

Resumiendo, y para que cuando compréis vuestro protector en una farmacia, supermercado, parafarmacia, droguería o a una consultora de belleza como yo, lo que tenéis que tener en cuenta es que en el envase aparezca lo siguiente:

– «Amplio Espectro» y «SPF 15» (o mayor, hasta 50+). Sería recomendable que estas cifras fueran acompañadas de unas descripciones similares a “protección baja/media/alta/muy alta” según correspondiera a la intensidad de la protección.

– Que aparezcan las letras CE, que significa que el protector ha pasado los controles de la Unión Europea. “Si el producto no tiene esa marca, no es seguro que esté hecho en una fábrica que cumpla las expectativas mínimas exigidas” (según la Academia Española de Dermatología)

– El símbolo de la cajita abierta con un número dentro que corresponde a los meses de duración (en meses) del producto una vez abierto

– El símbolo de protección contra los rayos UVA

caducidad

SigleUVA

Además la Unión Europea establece que es conveniente que en los envases aparezcan los siguientes mensajes y consejos:

• La exposición excesiva al sol es un peligro importante para la salud.
• No permanezca mucho rato al sol, aunque emplee un producto de protección solar.
• Mantenga a los bebés y niños pequeños fuera de la luz solar directa.
• Aplíquese la crema antes de la exposición al sol.
• Para mantener la protección, repita con frecuencia la aplicación del producto, especialmente tras transpirar, bañarse o secarse.

Y si, además de todo esto, el protector solar que uséis es hipoalergénico, no comedogénico (que no tape los poros), antienvejecimiento… estariáis usando un producto de alta cosmética que os ofrecería más beneficios y no solamente la protección.   Y tú qué prefieres para tu piel, ¿protección? o ¿protección y cuidado?

Cuidados básicos de la piel

Tengo una máxima en mi vida

“LA LIMPIEZA ES LA MADRE DE LA BELLEZA”

Pues sabiendCara con corazon2o esto, os podéis imaginar cuál fue la expresión de esa parte de mí que se encuentra en el rostro de mi “dueña” cuando escuchó decir a una persona allegada a ella que sólo se lavaba la cara con agua. Sentí que la parte de mi contorno de ojos (vamos del de mi dueña) iba a estallar al sentir que los ojos se le iban a salir de sus órbitas. Mi dueña, muy digna, le preguntó que si sólo se lavaba las manos con agua después de estar en contacto con otras personas, con la polución (sobre en todo en las ciudades), el aire, el polvo, maquillajes…

Evidentemente, el agua sola no basta, así que os contaré los pasos básicos que deberíais tener como rutina para que yo, tu piel, pueda lucir sana y radiante. Puedo decir que los podemos dejar en cinco pasos: limpiar, exfoliar, refrescar, proteger e hidratar. Vamos a explicarlos brevemente.

LIMPIAR. Como os he dicho antes es mi máxima, por lo cual es muy importante para mí. Y no sólo con agua, claro. Lo primordial es que conozcáis vuestro tipo de piel (os remito a mi anterior post Soy tu piel) porque así podréis elegir un producto más adecuado al mismo.

Si vuestra piel corresponde a un tipo mixta-grasa deberíais utilizar un producto más fuerte, con algún ingrediente que actúe en la absorción del sebo y exceso de aceite pero sin dejar de hidratar. Si por el contrario, fuese del tipo seca o sensible, el producto a utilizar deber ser más suave y que sus componente a la vez que limpien e hidraten. Todos los productos a utilizar deben ser libres de aceites (oil free), no comedogénicos (que no obstruyan los poros para que no aparezcan espinillas y eviten el acné) e hipoalergénicos (que no irriten). Para las pieles que tengan acné o circunstancias más especiales como psoriasis, dermatitis… lo primero que se debe hacer es visitar a un médico especialista que os asesore.

La forma de realizar esta limpieza debe ser la siguiente:

  1. Lávame las manos puesto que si las tengo sucias, pueden contaminar el producto que vamos a utilizar para realizar esta labor en el rostro
  2. Aplicar el producto (formato leche, gel, crema, loción…) en los 5 puntos de mi óvalo facial (frente, mejillas, nariz, mentón)
  3. Humedéceme y masajea con movimientos circulares y ascendentes por todo el rostro, cuello y escote (que también es cara, jajaja). Si diFoto con cepillosponéis de un cepillo facial es el momento de utilizarlo, con ligeros movimientos y dejando que actúe. Mi dueña desde que probó uno, le encanta y es verdad que mi luz y mi tono han cambiado, al igual que el aspecto de mis poros, puesto que este utensilio potencia hasta en un 85% la limpieza (ella puede recomendarte uno).
  4. Procede a retirar todo el producto con abundante agua tibia (ni caliente, ni demasiado fría).
  5. Sécame con una toalla limpia y a toquecitos, sin frotar.

EXFOLIAR. Si habéis leído el post Soy tu piel, y os acordáis del dibujo, en nuestra capa cornea se acumulan las células muertas que nos protegen pero que si no retiramos su exceso, impiden que yo pueda regenerarme en buenas condiciones, dejando paso a las células nuevas y que pueda tener mayor luminosidad. Además me ayuda a disminuir arrugas, cicatrices, eliminar o disminuir la intensidad de las manchas…

Una exfoliación debería realizarse una vez a la semana. Para pieles mixtas y grasas, podría hacerse hasta en dos ocasiones a la semana.

Evidentemente también es recomendable exfoliar el resto del cuerpo por los mismos motivos y sobre todo aquellas partes que pueden estar más en contacto con el medio ambiente (piernas, brazos, manos…)

REFRESCAR O TONIFICAR. Después de la limpieza y/o exfoliación es aconsejable tonificarme para equilibrar mi PH. De esta forma haremos que el producto que se va a utilizar después penetre mucho mejor y actúe de una firma más eficaz

HIDRATAR. Es sabido que nuestro cuerpo tiene una gran cantidad de agua y que es necesaria para realizar muchas de nuestras funciones vitales. Por ello también influye en mi aspecto, y también estoy compuesta por agua. Esta agua se va perdiendo (al igual que otros de mis elementos) con el paso del tiempo y es por ello que, además de beber, debéis aplicarla directamente a través de lociones y cremas emolientes.

Las causas que pueden provocar mi deshidratación (pérdida del agua) van desde las de origen interno como son la herencia genética, enfermedades, medicamentos, la edad… y las de origen externo como son el frío (produce vasoconstricción lo que provoca menor riego sanguíneo por la piel), el calor (que provoca directamente la evaporación), los productos químicos como detergentes, cosmética no adecuada, excesiva limpieza.

Por eso no dejéis nunca de hidratarme si queréis que luego no os ponga mala cara.

PROTEGER. Todos sabemos que el sol, al igual que el agua, es esencial para la vida, pero también sabemos que este sol puede dañarnos de forma irremediable. Desde hace años se conocen los daños que el sol ejerce, en este caso, sobre mí, pues es un (si no el más importante) de los factores que más inciden en mi envejecimiento. Además puede provocarme quemaduras (y sus correspondientes marcas), manchas difíciles de eliminar y en los casos más graves, cáncer de piel. Y estos daños además no son visibles inmediatamente sino que yo, los voy acumulando y como tengo mucha memoria, llegará un día que te lo haré recordar a ti.

Esto no quiere decir que me tengas que tapar por completo sino, que debes protegerme con productos adecuados a la situación y que contengan un SPF (Sun Protection Factor) o factor solar adecuado al momento para que puedas prevenir estos efectos tan nocivos.

Todo esto que os cuento y que parece un mundo, se puede realizar todos los días en tres minutos. Puedes preguntar a mi dueña en su web  y estará encantada de enseñarte cómo hacerlo  ¡¡¡Te sorprenderás!!!

Así que, no tienes excusas. Si lo que te pasa es que nunca has tenido esta rutina, no es tarde para empezar.

Recuerda, soy el órgano más grande que tienes y el primero que ve todo el mundo, ¿no quieres que lo que vean sano, luminoso y cuidado?